domingo, 30 de agosto de 2009

Paréntesis: Si yo fuera mujer...


Quien me conozca podrá confirmarlo. Si yo fuera mujer, seguramente sería... Daria Morgendorffer (la verdad ya ni recordaba cómo se escribía el apellido... si es que alguna vez lo supe).

No sólo por el parecido físico, más bien por el "estilo" (jajajajajajajajaja); me refiero a los lentes y la chumpa (chaqueta o como quieran llamarle) verde. También tiene algo que ver con cierta indolencia que, a lo mejor, oculta cierta conciencia (pero no sé si social, porque esa creo que se me acabó muy rápido; o quizás nunca la tuve...).

Recuerdo que Daria me gustaba un tanto cuando, siendo un jovencito, veía su programa en MTV. Ahora creo que se debía al hecho de sentirme identificado con ella... y a que, secretamente, quería ser un poco más como ella.

(Como no pude conseguir la intro de la serie, al menos dejo este video que encontré en Youtube, el cual incluye el tema musical empleado en el programa)


Creo que voy a comenzar a plantearnos (así en plural, porque si leen esto ahora ya no pueden dar vuelta atrás, jajajajajaja) cómo o quién sería yo en otras circunstancias.

Sí, definitivamente, si yo fuera mujer sería Daria. No me gustan los deportes, la mayoría de eventos sociales me parecen aburridos, ridículos, innecesarios, incomprensibles, bla, bla, bla... (Pero, por otra parte, he de reconocer que tengo alguna obsesión por ciertos términos: patria, responsabilidad, civismo, educación, más bla, bla, bla... Pero, al final de cuentas creo que no hay quien se libre completamente de esta clase de contradicciones. Y también, hay algo innegable, me interesa mucho este otro término tan manoseado e incomprendido: la individualidad.)

Bueno, ya me estoy saliendo del tema. Les dejo este tema de Patxi Andione que me gusta mucho:








2 comentarios:

ESTUARDO dijo...

Sí, es cierto que Petoulqui es igual a Daria en versión masculina, pero sería interesante verlo en faldita.

Edelweiss dijo...

el Estuardo me bloquea la ilución... a mi me gusta eso de la indolencia... por ahí leí (para variar no me acuerdo en cual de los libros que nunca me intersó leer) lo siguiente: Por qué si llazgo en indolente calma siento en lugar de paz árido haztío...