martes, 4 de octubre de 2011

capítulo quincuagésimotercero: la inmolación

Primero, lo colgaron de una cuerda. Luego, lo apalearon hasta dejarlo retorcido y deforme, incluso desprendiéndole trozos de su ropa. Finalmente, la concurrencia se acercó y arrancó pedazos de su cuerpo, porque querían comerse lo que había en sus entrañas.

Algunos podrían pensar que romper una piñata con forma de payaso es un acto de violencia. Otros, quizás piensen que es una forma de revivir los rituales de los antiguos sacrificios prehispánicos.

6 comentarios:

Luna desorbitada dijo...

Fascinante!

Caipirinha dijo...

Que bueno que comenzaste a escribir nuevamente..."sigue sigue sigue sigue sigue, sigue, sigueloooooo" (haber si sabes que canción es)...y sin duda alguna, romper una piñata es un acto violento.

Petoulqui dijo...

Luna: Me alegra que te haya parecido interesante. Gracias por la visita. Saludos.

Petoulqui dijo...

Caipirinha: Muchas gracias por darme ánimos. Digo, por todo el apoyo :) No sabía cuál era la canción pero la busqué con Google: el Gato López. Definitivamente, romper algo implica violencia... Qué complicada es la vida, ¿no te parece?

Un abrazo.

Caipirinha dijo...

jajaja Muy bien julito!...La vida es demasiado complicada como para entenderla, por eso solamente hay que disfrutarla.

Un abrazo para vos.

Petoulqui dijo...

Disfrutémosla, pues...

Un abrazote para vos.