miércoles, 20 de febrero de 2008

capítulo primero: el nacimiento de petoulqui

Como muchos de vosotros seguramente os habéis preguntado mucho acerca de la naturaleza del nacimiento de Petoulqui, me ha parecido necesario, y hasta adecuado, daros alguna idea de su llegada a éste, nuestro Mundo, y cómo es que este singular personaje pasa a formar parte de nuestro entorno de repente, o no tanto, puesto que quizás es un suceso determinado por "Il fatum" como dieran en llamarle los romanos (no los que viven en la capital de Italia sino los del antiguo imperio antes república antes horda) a esa fuerza imparable cuya invención y/o descubrimiento no se podían atribuir porque como todo lo que fuera cultural de su, digamos civilización, era un plagio y reinterpretación no muy reinterpretada de la sí cultura y sí civilización griega-helénica, cuyos finados miembros también son conocidos como los mayas del viejo mundo por aquello de sapientes, sensibles y guerreros.

Ahora bien, para no irnos por las ramas, para no salirnos por la tangente, para no cambiar de tema, como se dice, volvamos a lo principal. ¿Cómo es que aparece este tal Petoulqui en nuestro Mundo? ¿de dónde es? ¿con qué se come? ¿de qué planeta cayó? Pero, esto último mejor lo quito que si no me acusan de plagiario de Antoine de Saint-Exupéry, por lo de su Principito, o de Action Comics No. 1 por lo de su Superman. Pero, sí, ¿de dónde vino el tal Petoulqui? ¿de dónde sale, en fin?

Pues, de la imaginación de éste, su servidor, y como éste tenga su nombre, me presento ante vosotros muy respetuosa y atentamente: Julio E. Pellecer S.

7 comentarios:

Oswaldo J. Hernández dijo...

bienvenido al asqueroso mundo Blog Petoulqui. como toda concepción ha bastado una falta profiláctica imaginativa para detener tal ser emergente.

Saludos.

Luis dijo...

Ya era hora, es necesario para nosotros esto del blog, ¿cierto? Y acerca de tu nombre... jaja... yo sé el verdadero significado;) Debo decir: predecible (pero chilero).

Fe de errata: ... llega a formaR parte de nuestro entorno... De nada Julio, para eso estamos, para corregirte.

Petoulqui dijo...

Sí, tenés razón, luis, esto de escribir ya se está convirtiendo en una necesidad. Como dice oswaldo, una falta profiláctica (algo tan común en mí), en este caso imaginativa, ha sido suficiente para que emerja el tal Petoulqui.

Siempre gracias por la correción. Vos, en lugar de Odontólogo, deberías ser el Corregidor de esta región ;)

En todo caso, sigo tu consejo porque mi errata sí podría causar que no quede claro el origen de P.

Luis dijo...

A la gran, me obligas a leer esto y no entiendo. Exijo una respuesta que satisfaga mi honor, y por escrito.
PD. EL blog es para los looser.
JAJAJA.

Resistencia dijo...

que onda Julio ya he leido sobre tu origen pero bueno quizas me falto tiempo para entender pero bueno no entendi el orgien de Petoulqui, buena onda y te seguiremos la huella.

Resistencia dijo...

ah bueno soy Gomez el gruñon por si no me reconoces.

ESTUARDO dijo...

De que planeta cayo, bueno yo les diré aunque nos demanden: DE KRYPTON.