jueves, 1 de abril de 2010

capítulo cuadragésimosexto: la nova de peto

Una vez, cuando Myr tenía como dos años, se subió a una silla para alcanzar el teléfono, descolgó el manófono (eso que usamos para hablar y escuchar... en ese orden, ya ven que no prestamos mucha atención), colocó el índice de su manita derecha en uno de los agujeros del disco de marcar, hizo que girara, se puso el auricular junto a su orejita y el transmisor cerca de su boquita...

Y cuando le preguntaron a quién estaba llamando, ella respondió con toda seguridad: "A mi novo..."

Era una llamada a través del tiempo y el espacio (prácticamente como cualquiera, pero...) hacia el futuro. Estaba llamando al Peto del mañana (es decir, el de hoy); porque Myr, para que lo sepan, sería (y es, evidentemente) la nova del Peto del hoy (el que para ella fue el de mañana).

Myr es la nova de Peto.

2 comentarios:

Myrcrisher dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ESTUARDO dijo...

Y a entendi, felicidades a los dos en su viaje en el tiempo...